cuidados,enfermedades e higiene


 



LosSchnauzers son perros fuertes y resistentes.

Soportan perfectamente el frío y casi parece no afectarles el calor.

Sin embargo, como seres vivos que son, requieren de ciertos cuidados que deberemos tener en cuenta.



Ejercicios

Son perros muy enérgicos y necesitan hacer ejercicios diariamente

para mantenerse saludables.

En el caso del Gigante, deberá contar con espacio suficiente para correr y jugar.

No es un perro que pueda vivir en espacios reducidos.

En el caso del Mini, si bien se adapta a cualquier lugar, también deberá contar con su cuota diaria de ejercicios, pudiendo reemplazar la falta de espacio con unas buenas caminatas.



Alimentación

En primer lugar, debemos olvidarnos de los gustos humanos, y no tener en cuenta la variedad. Los perros no son selectivos con la comida y comerán aquello con que se los acostumbre. Por lo tanto, se deberá elegir el mejor alimento balanceado acorde a nuestras posibilidades (nada mejor que consultar a su veterinario) y darle dos raciones diarias en el adulto según el peso y tamaño del animal.

En el caso de los cachorros, se les podrá dar de tres a cuatro veces por día al principio,

para luego ir disminuyendo gradualmente hasta llegar a dos comidas diarias.

No olvide queen esta etapa de la vida de su perro, una buena alimentación es vital,

por lo tanto es necesario que consulte a su veterinario, quién le indicará mejor que nadie si hace falta también incluir en la dieta algún complejo vitamínico, complementos nutricionales, etc.



Vacunas

Un buen programa de vacunación para su cachorro, deberá ser determinado


exclusivamente por su veterinario
(¿quién más si no?)

Existen vacunas múltiples completas, que son las de elección actualmente.



Parásitos internos y externos

Pulgas y garrapatas son los parásitos externos más comunes y cualquier perro los puede tener, ocasionándole molestias tales como pérdida del pelo y fuerte picazón que harán que su perro se rasque y mordisquee constantemente, además de producirle un notable deterioro en su aspecto. En el mercado hay gran cantidad de productos para combatirlos, tanto de uso interno (píldoras y pastillas) como externo (gotas, polvos, collares, etc).

Es recomendable que revise regularmente a su perro en busca de este tipo de parásitos.

Con respecto a los parásitos internos, los más comunes son los anquilostomas, ascárides, vermeslátigo, tenias y gusanos del corazón, todos ellos potencialmente peligrosos para los perros y las personas.

La desparasitación de los cachorros comienza entre la segunda y tercer semana de vida, y continúa hasta los tres meses de edad, y debe ir acompañada del cuidado higiénico del lugar para evitar la contaminación por huevos.

Una vez más, será su veterinario quién mejor lo podrá aconsejar al respecto.



 



El pelo

Los Schnauzers , debido a su tipo de pelaje, son perros que necesitan de constante cepillado, al menos una vez por semana, sobre todo en las partes de su cuerpo donde el pelo es más abundante (cejas, barba y patas)

Dicho pelaje está compuesto por dos capas;

la exterior, de pelo ligeramente alambrado y duro,

y el bajo pelo, más denso y suave.

Este último, junto con el pelo muerto de la capa exterior,

tienden a apelmazarse y anudarse, restándole belleza al animal además de causarle una molestia y posiblemente

problemas de piel en el futuro, por lo tanto deberá ser removido.

Para mantener el característico “pelo de alambre” del Schnauzer, es necesario arrancar el pelo del perro a mano, mediante una técnica llamada “Trimming” o “Stripping”("Jalado" en español) que utiliza también peines y cuchillas especiales.

Para este tipo de trabajos, es recomendable utilizar los servicios de alguien especializado en el tema, principalmente si es para exposición.

No es recomendable bañar muy seguido a su perro si quiere mantener

la adecuada textura de la capa.

Si lo hace, no es recomendable tampoco lavar con shampoo las partes bajas de las patas, basta con humedecerlas y al secar cepillarlas para eliminar el polvo y la suciedad.

Si su perro no va a ir a una exhibición canina se recomienda arreglarlo con máquina,

que si bien no da los mismos resultados, le evitará una molestia innecesaria a su animal.



Ojos y orejas

Durante el aseo, dedíquele especial atención a ojos y orejas.

Con un algodón humedecido en agua tibia limpie la piel sucia y lagañas que pudiera tener alrededor del ojo.

Mantenga limpias las orejas (sólo las orejas) utilizando otro algodón humedecido en alcohol. Nunca profundice en el oído, y en caso de notar excesos de cera, inflamaciones, irritaciones, alta temperatura o mal olor, consulte a su veterinario.



 



Uñas

D eben mantenerse relativamente cortas, aunque no demasiado.

Es recomendable que no realice usted esta tarea si no cuenta con la suficiente experiencia, ya que podría lastimar al animal.



Dientes

Conviene cepillarle los dientes regularmente para que los mantenga en perfecto estado.

A partir de una cierta edad es conveniente que el veterinario le realice cada tanto una limpieza general.  



 



 



A pesar de ser muy saludables, los Schnauzers, al igual que otras razas puras, tienen enfermedades características que los criadores deberán tener en cuenta a la hora de planificar su reproducción, ya que algunas de ellas son hereditarias y deberán procurar eliminarlas de sus líneas de sangre.



Schnauzer Gigante



Una de ellas, como en muchas razas grandes,

es la displasia de cadera.

Se trata de una enfermedad ósea de carácter hereditario,

que afecta las articulaciones de la cadera del perro.

También influyen en el desarrollo de la enfermedad,

el peso del animal, el ejercicio que realiza y factores ambientales.

Los síntomas de displasia de cadera no pueden ser detectados en los cachorros recién nacidos, pero pueden aparecer durante el crecimiento entre los cuatro y nueve meses de edad, y pueden variar ampliamente desde leves dificultades en la marcha hasta la invalidez.

La mejor forma de determinar la condición de las articulaciones de la cadera del perro es por medio de un buen examen radiológico.

Como tratamiento, su veterinario puede sugerirle descanso y una medicación durante la fase aguda de la enfermedad. Una cirugía que ayude a disminuir el dolor puede ser de valor si la molestia persiste. El ejercicio moderado y regular, el control del peso del animal y las drogas anti-inflamatorias también son de ayuda, aunque debemos recordar que la displasia no es una enfermedad curable, y debe consultar siempre a su veterinario.



Otras enfermedades en el Gigante pueden ser:

artritis, cataratas, atrofia progresiva de la retina (PRA), hipotiroidismo.



TODOS NUESTROS EJEMPLARES REPRODUCTORES CUENTAN CON CHEQUEOS DE DISPLASIA DE CADERA Y DE CODO,CHEQUEOS PARA DESCARTAR HIPOTIROIDISMO,CONTROLES OFTALMOLOGICOS PARA DESCA.RTAR CATARATAS Y DISTROFIAS DE RETINA .ADEMAS,REALIZAMOS CONTROLES SANGUINEOS CUATRIMESTRALES¡[,CHEQUEOS GENERALES Y BRUSELOSIS),Y CADA AÑO CHEQUEAMOS OTRAS ENFERMEDADES COMO ERLICHIOSIS,DIROFILARIA Y LEISHMANIASIS.



EL LABORATORIO ENCARGADO DE DICHOS ESTUDIOS ES HEMOLAB,YA QUE NUESTROS EJEMPLARES ADULTOS SON DONANTES SANGUINEOS DE DICHO BANCO DE SANGRE



 



 



Schnauzer Mini



Las más comunes en estos perros son, sin dudas,

las cataratas hereditarias y la atrofia retinal progresiva (PRA),

por lo cual es recomendable que su Mini sea revisado anualmente

por un oftalmólogo veterinario.

La PRA es una enfermedad de la retina que causa ceguera.

No es dolorosa, por lo tanto su perro no tendrá los ojos llorosos,

ni rojos, ni parpadeará excesivamente.

Debido a esto es que muchas veces el problema no se percata en el principio de la enfermedad.

Los primeros síntomas incluyen disminución de la visión nocturna

que en la mayoría de los casos se desarrollará hasta una ceguera diurna.

Los cachorritos se pueden someter a examen de cataratas congénito-hereditarias a partir de las 6-8 semanas de vida. Para identificar las cataratas hereditarias o la PRA es necesario llevar a cabo exámentes anuales, ya que ambas situaciones se pueden desarrollar más tarde .

Las cataratas hereditarias se pueden diagnósticar sólamente en perros de más de 6 meses y en ocasiones hasta después de los 2 años.

Sin embargo todos los minis deberían ser re-examinados a los 12 meses.

La PRA puede no aparecer sino hasta después de los 3 años, pero puede detectarse en cualquier momento entre los 6 meses y los 6 años.



Otras enfermedades en el Mini pueden ser:

pancreatitis, artritis, hipotiroidismo, alergias, cistitis. 


 
Más fotos
 
haga clic sobre la miniatura para ampliar
free counters